Torre Románica

TORRE ROMÁNICA – Siglo XIII-XIV

Es el único elemento arquitectónico que se preserva de la antigua iglesia de Sant Vicenç que inicialmente estaba adosada a la Torre. Después de la construcción de la nueva iglesia (S.XVII), la Torre se mantuvo a la espera de ser utilizada para la construcción de un nuevo campanario para la nueva parroquia. Este hecho no llegó a producirse hasta inicios del siglo XX. Hasta entonces, la Torre Románica tuvo funciones de campanario de la vila llançanenca, convirtiéndose, con el paso del tiempo, en un signo de identidad del  municipio.

Se caracteriza por ser de planta rectangular de unos 6 m. de norte a sur, y 5,5 m. de este a oeste, por lo que respecta a sus medidas exteriores. Su altura es de 21 m.