Platja de Canyelles

CAP DE RAS

 Topónimo que indica un lugar bajo y descubierto. El término ras («raso») se utiliza en contraposición a los promontorios circundantes, que precisamente destacan por su altura. Este lugar marcaba, desde tiempo inmemorial, el límite entre los dominios monásticos de Sant Quirze de Colera y Sant Pere de Rodes. [Plujà i Canals, Arnald, Estudi del Cap de Creus: la costa. Diccionari toponímic, etimològic i geogràfic.]

En las playas y calas de este sector se practicaba la pesca al candil [Farella: 5], el palangre, las soltas, el batre y el reganar.

El palangre es un aparejo de los llamados de línea y anzuelo, mientras que las soltas se encuadran dentro del grupo de los denominados artes de enmalle, formados por redes rectangulares que se dejan fondeadas para que los peces queden atrapados en ellas. El batre consiste en pescar con red en lugares de rocas, haciendo salir el pescado con los remos o a golpes de roca tirados al agua. Reganar es pescar con tridente de noche y con luz.

 

El palangre

 El palangre es un aparejo basado en una línea madre de la que cuelgan unas líneas más finas que llevan montado un anzuelo —las denominadas brazoladas—, de manera que forman un mismo arte que se fondea y recoge en una sola pieza, pero que, al mismo tiempo, permite diversificar notablemente las capturas. Según las dimensiones, también se denominaba palangret («palangrillo») o palangró («palangrón»). Existen diversas variantes dependiendo del lugar de colocación: palangres de fondo, de semifondo, de tierra, de colgar o de superficie.

El palangre se cebaba con cangrejos ermitaños o con pulpo cocido, calamares, cohombros de mar, mejillones y coquinas, y también con cebo vivo (preferentemente sonso). 

El palangre de fondo es un arte de pesca exclusivo de la zona del golfo de León que se emplea principalmente para la captura de la merluza demersal.

 

Las soltas

 Las soltas son un aparejo de enmalle que se cala verticalmente en el fondo del mar con una piedra atada a cada extremo y que se fondea con una sirga y un gallo. Este arte sirve para interceptar el paso de peces o de crustáceos y moluscos. Con una sola persona basta para manejarlo, así que las embarcaciones son más bien pequeñas.

 Las soltas se calan al atardecer o de madrugada, en fondos de rocas y algas y también en fondos arenosos, y se retiran antes de que salga el sol.

 

Bibliografía:

BOIX, Lurdes: Pescadors de Catalunya, converses amb gent de la mar, Generalitat de Cataluña, Departamento de Agricultura, Ganadería y Pesca, 2003.

ROIG, Emerencià: La pesca a Catalunya, Noray, 1996.

SALA i LLOBERAS, Joan; DOMÈNECH i MONER, Joan: La pesca, Diputación de Girona y Caixa de Girona, 1994.